Historia filosofía y cine

La historia de la filosofía vista a través del cine

Profesor: Víctor Luis Guedán Pécker

Objetivos del curso

Desde sus orígenes, la filosofía ha elegido a menudo, para su transmisión, el soporte dramático que le ofrecía la literatura. Platón, por ejemplo, presentaba sus ideas a través de diálogos imaginados entre Sócrates y sus conciudadanos; y hacía uso frecuente de hermosos mitos para explicar algunos pasajes complicados de su pensamiento. Y es que este recurso permite una aproximación más lúdica y sencilla a las grandes cuestiones filosóficas, que el que ofrecen formatos más académicos y rigurosos.

Desde luego, que una obra literaria tenga un gran calado filosófico no significa necesariamente que tenga valores artísticos, de igual manera que no toda gran obra de arte es necesariamente valiosa desde el punto de vista filosófico. Pero, con cierta frecuencia se produce un hermanamiento entre belleza y verdad, entre literatura y pensamiento.

Ahora bien, si lo que acabamos de decir es pertinente para la literatura, lo es también hoy para el cine. Es decir, que hay bastante filosofía –aunque a veces, de poca altura- en el cine. Y hay mucha y buena, en el gran cine.

Así las cosas, el objetivo de este curso es doble: en primer lugar, se pretende realizar un repaso de la historia de la filosofía, desde sus orígenes hasta siglo XIX, con la ayuda que ofrece un selecto ramillete de diez grandes películas. En segundo lugar, se procurará educar al alumno en una manera distinta de contemplar el cine, que debería reportarle un sentido crítico más profundo ante la creación cinematográfica, y consecuentemente un mayor placer estético.

Distribución temática

La estructura general del curso se configura en torno a tres grandes bloques temáticos. A su vez, cada bloque temático estará compuesto por varios temas más específicos. Dichos bloques temáticos son los siguientes:

1. Filosofía clásica (4 temas)
2. Filosofía medieval (2 temas)
3. Filosofías moderna y contemporánea (4 temas)

Cada tema será ilustrado mediante una película. Siendo el índice de temas y de películas, el que se expone a continuación.

1. Filosofía y arte. Robert Flaherty: Nanuck el esquimal (1922).

Este extraordinario y emocionante documental norteamericano dará pie a una meditación en torno a la problemática naturaleza de las relaciones entre arte y filosofía. En definitiva, un problema que sobrevolará necesariamente todo el curso, por cuanto haremos uso constante de obras del arte cinematográfico, para explicar ideas filosóficas.

2. El paso del mito al logos. Akira Kurosawa: Derzú Uzalá (1975).

Esta película ruso-japonesa consiguió el Óscar a la mejor película extranjera. Servirá de guía para el estudio de las características principales del pensamiento mítico, y de las condiciones históricas que tuvieron que darse para que éste fuera sustituido por el pensamiento filosófico.

3. El pensamiento político en la Grecia clásica: Platón frente a los sofistas. Fritz Lang: Metrópolis (1927).

Una de las obras maestras incontestables de la historia del cine; declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. A través de ella realizaremos un repaso y análisis de los primeros modelos políticos ensayados en la historia de la filosofía: la democracia ateniense, la tiranía, y la aristocracia platónica. La fascinación que la película produjo en la Alemania de su época servirá también para comprender importantes cuestiones del pensamiento político contemporáneo.

4. En busca de la felicidad: Aristóteles y el helenismo. Orson Welles: Ciudadano Kane (1941).

Desde hace medio siglo es considerada la mejor película de la historia del cine. En el curso será utilizada para analizar de las distintas teorías elaboradas por la filosofía griega en torno a la naturaleza de la felicidad y de los medios necesarios para alcanzarla.

5. Paganismo frente a cristianismo primitivo: Alejandro Amenábar. Ágora (2009).

Una cuidadísima producción española que acaparó premios Goya, y que servirá para revisar el problema de las relaciones entre razón y fe, entre filosofía y religión; así como la síntesis que se comenzó a producir en el siglo IV entre la filosofía griega y la fe cristiana.

6. La filosofía medieval cristiana: Jean-Jàcques Anaud. El nombre de la rosa (1986).

En su momento, la película con mayor presupuesto de la historia del cine europeo, y un éxito de crítica a la altura del que cosechó la novela en que se inspira. Será el punto de partida para repasar las principales características de la escolástica cristiana, así como de las distintas corrientes que se dieron en ella: agustinismo, tomismo, averroísmo, nominalismo…

7. Utopía y derechos humanos en el Renacimiento. Roland Joffré: La misión (1986).

Una película en la que el guión y las interpretaciones son tan sobresalientes como la inmortal banda sonora de Morricone. Ayudará a comprender el pensamiento político y jurídico del Renacimiento, así como de los empeños utópicos por hacer efectivas las ideas revolucionarias acuñadas en aquellos “nuevos tiempos”.

8. El problema moderno del conocimiento. Luis Buñuel: El discreto encanto de la burguesía (1972).

El Óscar con que Hollywood reconoció la maestría de uno de los directores fundamentales en la historia del séptimo arte: el aragonés Luis Buñuel. Servirá de punto de partida para meditar en torno al problema más importante abordado por la filosofía moderna: cómo es posible el conocimiento, y en qué consiste verdaderamente éste. Permitirá reflexionar, además, acerca de las ideas de uno de los principales críticos de la Modernidad: el psiquiatra Sigmund Freud.

9. La política y la moral ilustradas. Arthur Penn: La jauría humana (1966).

Se trata de una estremecedora película que transpira honestidad intelectual, y que ofrece una interpretación memorable de Marlon Brando. Gracias a ella será posible un repaso sistemático de las principales corrientes del pensamiento político de la Modernidad, así como de la filosofía moral kantiana, que presentaremos como un hito original con respecto a las teorías éticas anteriores, a las que ya nos habremos enfrentado en el tema 4.

10. El positivismo de Comte y el existencialismo de Kierkegaard. Karl Theodor Dreyer,: Ordet (1955).

Un verdadero milagro cinematográfico. Una de las mejores películas de toda la historia; si bien poco conocida. Gracias a ella, se podrán analizar en profundidad dos corrientes filosóficas antagónicas del siglo XIX: el positivismo y la filosofía existencial. El punto de conflicto elegido entre ellas es el del valor relativo de la religión con respecto a la ciencia.